La encantadora publicidad de un semanario que dice ser un “Incanto”

  Corría el año 1940 en la bella Italia y, en la Ciudad Eterna, no faltaba por cierto ni el buen vino, ni las curvilíneas y dotadas mujeres al estilo Sofía Loren-Claudia Cardinale-Mónica Vitti, ni el café expresso y las buenas pastas, ni la pasión y el romance.

     Circulaba entre las damas el semanario “Incanto”, de cuyos atributos sólo puede la autora de esta breve noticia dar cuenta de su calidad común en materia de “chismes del mundillo del espectáculo”; valga decirlo, no tengo en aprecio a dichas publicaciones. Stop.

     Pero la revista también traía pequeños cuentos y  relatos y fotonovelas de “romance”, que atraía a las más jóvenes y enamoradizas señoritas italianas. Tampoco tengo por buenas a este tipo de publicaciones, sin embargo, no hay que ser prejuiciosos y cualquier medio sirve para iniciarse en el placer de la lectura, luego puede mejorarse la calidad. Me pongo por ejemplo: también yo fuí una adó enamorada del amor, que mechaba los tres mosqueteros, Jane Eyre, ocho primos, en fín, toda la colección “Robin Hood” -más algunos mamotretos y otros no tantos escolares- con los libros de la inefable Corín Tellado que compraba en los kioskos, casi disfrazada de la verguenza que me daba. De allí, del disfrute, bien guiada y con educación, pasé a los clásicos y a todo lo cayó en mi manos, seleccionando, según épocas, y bueno, nunca dejé de leer… imprescindible como lavarse los dientes… leer.  Que bueno, que si alguien se queda en Corín, no es culpa de ella, sino de alguien. Gracias, Corín, Corín. 

      El poster publicitario es excelente: trasunta la avidez de los lectores quienes no pueden quitar la vista del semanario como si leyeran una noticia sensacional o una novela que los tiene atrapado. También tiene la inteligencia de dar a entender que va dirigido a un público que incluye a los hombres que, si bien no parecen ser los destinatarios primarios, también hojean la revista, se divierten con ella y pueden compartirla con sus amigas y familares.

     Otro acierto publicitario. ¿Habrá estado el producto a la altura de la publicidad?. Algo a investigar.

La Maga 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s