Fumar cigarrillos egipcios tuvo glamour

 … Los tiempos pasan y las modas cambian…

     En la primera mitad del siglo XX, Egipto tenía glamour, como lo prueban los incrementos de viajes turísticos hacia esa región remota del planeta, que gracias al desarrollo de la aviación dejó de ser un destino improbable. El cine nos trajo a la legendaria Cleopatra de la mano de la bellísima Liz Taylor y su temperamental amante Burton, con diamantes y esmeraldas incluidos. Los tesoros de Tutankhamon y su tumba impoluta… La maldición de los faraones… El fabuloso libro de Agatha Christie y sus tantos imitadores…

     ¿Y por qué no?… Tanto misterio proveniente de las arenas, del río más famoso del mundo y de las piramides, se trasladó al misterio del humo de los cigarrillos… Unos cigarrillos largos, finos, aromáticos… con una mujer de estirpe oriental y muy, muy sensual, fumando hedónicamente un “Sato”… tentando al placer con glamour…

     Linda propaganda… ¿habrán sido memorables los Sato?

     ¿Qué famoso los habrá fumado?

     La Maga       

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s